Cristina Schaaf Gestalttherapeutin Lebensberatung - Coaching - Supervision
Cristina SchaafGestalttherapeutin Lebensberatung - Coaching - Supervision

Las polaridades

Tanto en la religión como en la filosofía de los paises asiáticos, nos encontramos a menudo con la idea de las polaridades.


Fritz Perls utiliza también este concepto en el trabajo GESTALT. Nos advierte, que los conflictos que surgen en la vida de una persona, se basan en que ciertos rasgos de nuestra personalidad son juzgados como negativos y por eso rechazados. La consecuencia es que cortamos sencillamente estos aspectos, que en realidad son parte de nosotros, con lo que debilitamos nuestra personalidad y nos convertimos en sujetos fragmentarios.


Nos identificamos con una forma de ser muy concreta y definida y rechazamos categóricamente todo lo que no encaje en esta imagen perfecta.

 

Si por ejemplo me considero una persona torpe, no intentaré aprender nada nuevo, aunque me guste la idea. Si me considero "fuerte", quizá no me sea posible compartir mis preocupaciones con otras personas, para no mostrar ningún tipo de debilidad.


La parte de la polaridad que no queremos aceptar, la enterramos o la bloqueamos, por miedo a lo que pudiera ocurrir, si nos decidiésemos a aceptarla. Un ejemplo que bien conocemos todos es  nuestra propia agresión y el miedo a las consecuencias que nos imaginamos, de llegar a admitirla.


GESTALT concibe al ser humano como una entidad indivisible y le considera tanto más sano y fuerte, cuanto más capaz sea de asumir responsabilidad también de esos aspectos de su personalidad, que tantas veces se rechazan. Todos somos al mismo tiempo listos y tontos, fuertes y débiles, buenos y malos, amables y agresivos. Una actitud sana consiste en saber utilizar la polaridad adecuada, según la situación.


Todas las emociones son valiosas, ya que nos proporcionan informaciones sobre lo que ocurre en nosotros o en nuestro entorno. Aparte de eso, contienen la energía gracias a la cual podemos satisfacer nuestra necesidades. Además son nuestro dispositivo de alarma en caso de peligro. Por lo tanto, es de gran importancia volver a recuperar esas emociones que habíamos calificado de negativas y habíamos desterrado: tristeza, agresión, rabia, envidia...


En nuestra cultura nos resulta difícil, nos da vergüenza, incluso casi nos da miedo, mostrarnos con estos aspectos que tanto se rehusan. Así que invertimos gran cantidad de nuestra energía en esconder la parte de la polaridad que supuestamente no le va a nuestra imagen. Lo que no captamos en ese momento, es que podríamos utilizar esa energía para nuestro propio beneficio, para poder reaccionar en nuestra vida cotidiana ante todos los retos, de forma creativa y adecuada, disponiendo de todos nuestros recursos innatos, con los cuales estamos equipados desde un primer momento.


GESTALT nos invita a experimentar totalmente ambas partes de la polaridad: estar alegre - estar triste, ser testarudo - ser flexible, interesarse por lo privado - interesarse por lo público...

Solamente así podemos integrar nuestras cualidades intrínsecas, que anteriormente habíamos negado y rechazado, surgiendo así fuerza vital, alegría vital y una mayor autoestima.

Hier finden Sie mich

Cristina Schaaf 

Gestalttherapeutin

Raum für Dialog
Mainzer Str. 145
66121 Saarbrücken

Tel.: 0681-93587478

raumdialog@gmx.de

Termine nach Vereinbarung

Druckversion Druckversion | Sitemap
© Cristina Schaaf